Buscar

Fernando Mancilla, una vida de explorar

Explorar:

Viaje que se hace por un lugar desconocido o poco conocido

para conocerlo o estudiarlo, o para descubrir lo que se halla en él.

 

La exploración ha motivado el avance de la Humanidad en muchos sentidos. Caminar, descubrir rutas….hizo que la Tierra se poblara, que hubiera intercambios comerciales, que se trazaran mapas. Explorar es parte de la naturaleza humana. Pero es algo más presente en algunas personas, que en otras.

Fue en 1943 cuando un muy joven y todavía con pelo Fernando Mancilla decidió entrar al Club de Exploraciones de México.

En el ’47 se volvió guía y no ha dejado de salir desde entonces. De eso hace ya 70 años.  Siempre con esa curiosidad de explorar. De recorrer caminos. De iniciar.

Es interesante pensar que el alpinismo, o el buceo o hacer espeleología no eran necesariamente considerados deportes extreme o de moda hace 70 años. Eran actividades que sólo un grupo pequeño de personas llevaba a cabo. Explorar no está en todos. Menos aún con los retos que implicaba, por ejemplo, conseguir el equipo adecuado para hacerlo:

Fernando Mancilla buceaba cuando los tanques tenían que mandarse a rellenar en Francia. Y así buceó en la laguna del Nevado de Toluca, usando tablas de descomprensión. Fue de las primeras personas en esquiar en el Popocatépetl; la mayoría de su equipo de exploración de entonces, era equipo militar de la 2ª Guerra Mundial: tiendas de campaña. Cantimploras de metal, estufas de gasolina, botas de 4 kilos, mochilas con arnés de metal; no había barras de energía ni electrolitos o ropa dryfit…… El empeño, la persistencia y un profundo amor a la naturaleza podían eso y más.

El CEMAC ha marcado ineludiblemente su vida. Más allá de haber sido 3 veces presidente y miembro del patronato; ha participado en la creación de diferentes grupos como el Grupo Campamento, del Grupo de los 100, dedicados a reconstruir albergues, partidas para recoger basura, etc.

Fue jefe de campamento en las Excursiones Magnas al Iztaccíhuatl, coordinando a más de 240 excursionistas. En una de sus salidas a las lagunas de Zempoala, ¡llevó 8 camiones llenos con aproximadamente 500 personas!

Visitar la Forestal, el Cerro de los brujos, la Cruz de Oscar Díaz, el San Miguel, la Cañada Occidental están presentes siempre. Poner excursión a lugares favoritos de amigos que ya no están, como una forma de recordarlos. De tenerlos presentes.

Para la familia Mancilla, los domingos eran día de salir al campo, de caminar, comer atún y quitarse cardos. Eran días de descubrir nuevos lugares, nuevos bosques, lagunas…..y sentir el aire y el sol en la cara.

Alguien mencionaba que la imagen que tenía de Fernandito en las excursiones era con una silla a la espalda cargando bebe nueva y cada vez mas niñas caminando tras él. (sólo fueron 4)

Fernando Mancilla es una persona completamente congruente y consistente en sus gustos y quereres. Siempre ha tenido muy claras sus prioridades, como la vez que renunció a un trabajo por pasar un mes en el Pico de Orizaba. Es muy claro el lugar de su familia y amigos; y que un hilo conductor de toda la vida haya sido el campo, la naturaleza y por ende el Cemac mismo.

Pero más allá de eso, su constante ha sido el explorar. Abrir caminos, recorrerlos, volverlos a encontrar….y promover que otros lo hagan lo mismo.

Esa ha sido y sigue siendo su aventura de exploración. Tantas historias! Sigue y seguirá siendo guía, 70 años después y viajando a donde lo invitan. Esa es una vida de exploración.

 Mayo, 2017.

 

 

Deja tu comentario

Gracias por escribirnos